Tras ganar una dura batalla legal a Louis Vutton en Francia – por la cual ésta le hacía responsable de el uso fraudulento de la denominación «Louis Vutton» por parte de empresas de la competencia de ésta en sus anuncios de Google Adwords – y tras salir escaldado de China ante el conflicto con sus autoridades por la censura de los resultados del buscador. Google nos ha sorprendido esta semana con el anuncio de una nueva revolución del marketing online.

Esa revolución, que el gigante publicitario ha denominado remarketing, consiste básicamente en utilizar la red de contenido para mostrar a los antiguos visitantes de un sitio web, anuncios de dicho sitio web. Es decir, se trata de «perseguir» a aquellos que en algún momento han mostrado cierto interés en mis productos y servicios al visitar mi web.

El anuncio ha sorprendido a propios y extraños y supone una vuelta de tuerca más para aprovechar y potenciar las posibilidades de la red publicitaria que es la que soporta los resultados de Google, y que de hecho le aporta el 97% de sus ingresos.

Lo cierto es que la funcionalidad promete, sobre todo si permite su configuración de forma que uno pueda seleccionar que perfil de visitante le interesa volver a «impactar», lo cual no sería de extrañar conociendo los antecedentes del nuevo rey midas de Internet. Yo la verdad, estoy deseando probarlo y contároslo.