Quiero aprovechar este comienzo de año para repasar algunos de los principales errores que comenten muchas pymes (tanto grandes como pequeñas) en sus decisiones de marketing online. Evitarlos puede ser la clave para el éxito de tu empresa durante los próximos doce meses.

1. No darle la importancia necesaria

Este es el error mas común. Y casi siempre se debe al desconocimiento y miedo asociados a Internet. Y ello a pesar de que ya hay 24 millones de internautas en España, y a que la mitad de ellos somos compradores online. Sin embargo, muchos empresarios, y responsables de pymes y micropymes, siguen viendo Internet como algo ajeno a ellos y a sus negocios. No se dan cuenta que, aunque lo ignoren y lo rechacen,  Internet y el marketing online es un tren al cual o te subes…. o te arrolla.

Afortunadamente, ese porcentaje de empresas y empresarios es cada vez menor, y aunque aun queda mucha labor de evangelización por hacer, cada vez hay más mentes abiertas al potencial que brindan las paginas webs corporativas, los catálogos online, las redes sociales,  la investigación de mercados online, la publicidad en Internet, el e-mail marketing o la analítica web.

El marketing es el único dpto de la empresa que se preocupa del cliente, porque el departamento comercial está demasiado ocupado por las ventas. Si le das una oportunidad este año, el marketing online te recompensará por ello.

2 Confundir marketing con publicidad

Otro error muy común La publicidad es solo una pequeñísima parte del marketing. La encargada de transmitir el mensaje al mercado y de generar notoriedad, y solo debes ponerla en marcha cuando hayas determinado las características del mercado al que te quieres dirigir y cual será tu posicionamiento estratégico.  Pero ademas, la publicidad tradicional está en franco declive por cuatro causas: rigidez, interrupción, saturación, e ineficiencia.

Por el contrario, las posibilidades de segmentación, medición, personalización, respuesta, flexibilidad, interacción y optimización del marketing y comunicación online en general, y de la propia publicidad online, hacen que ambas sean opciones rentables al alcance de cualquier empresa. Es más, el marketing online es la pieza clave del denominado marketing de atracción que busca atraer al consumidor mediante la propuesta de valor basada en la generación de contenidos de alto valor que atraigan a los clientes hasta el punto de conversión, conversación o captación.

3 Abandonar el marketing tradicional por el online

Pese a sus enormes posibilidades, el marketing online funciona mucho mejor si se combina con el marketing tradicional. Y es que no hay dos tipos de marketing, sino distintos canales que tienden a la integración. Por eso hay que exprimir lo mejor de cada uno, y aprovechar la información e interacción del marketing online para optimizar nuestras campañas offline; y el alcance de los medios y actividades offline, y de los propios puntos  físicos de venta, para amplificar y mejorar la experiencia del usuario captado en Internet. Ejemplos de ello puede ser el canje de cupones obtenidos por campañas online en las tiendas físicas, o el acceso desde la propia tienda a un vídeo demostrativo o un catálogo amplificado del producto mediante el escaneo de los códigos QR.

4 Ser un adelantado

Las tendencias a veces son peligrosas porque nos hacen perder el norte. La fiebre actual por las redes sociales esta provocando el desembarco de muchos negocios en todo tipo de redes sin un mínimo análisis, diagnóstico y plan previo. El resultado, en la mayoría de casos, es decepcionante, y a menudo se abandonan de forma prematura por su escaso o negativo impacto. El peligro esta en la generalización, ni todas las redes son buenas para todos, ni hay que desdeñarlas a todas por una mala experiencia. Además, hay que adaptar el uso de las redes a las características de nuestra actividad y de nuestra comunidad (la que queremos construir)

5. Confiarlo todo al marketing online

El marketing online es necesario pero no suficiente. Si tienes un mal producto o un servicio no competitivo, una oferta indiferenciada, o una mala gestión logística, tu éxito en Internet no podrá ser duradero. Ademas, hay que hacer un esfuerzo extra en la atención al cliente en Internet, y en la detención de oportunidades latentes que hay que descubrir y estimular. Afortunadamente tanto la analítica web, como el e-mail marketing, o las propias redes sociales nos pueden ayudar en esta labor. Pero no olvidemos que al final todo depende de las personas, y de la capacidad de nuestra empresa para dar respuesta a las expectativas de nuestro público, y conectar con él.

Un último consejo es que para construir una estrategia sólida, que de resultados desde el primer momento, es necesario confiar en profesionales que dominen el medio y las distintas disciplinas, tal y como explico en los artículos de Haztelo tu mismo…pero luego no te lamentes y No tengas una web, ten una estrategia en Internet.

A mu juicio éstos son los cinco errores esenciales a evitar en el marketing online de las pymes, ¿cuáles son los más importantes para ti?

Artículos relacionados:

7 Claves para el éxito de tu Marketing Digital

Cómo transformar las visitas a tu web en clientes para tu negocio

Como conseguir que tus clientes Te Quieran, Te Compren y Te Recomienden