Hay dos formas de entrar o llegar a las redes sociales: esperanzado por su potencial para mejorar tu vida tu empresa y tus resultados, o desesperado por encontrar una fórmula mágica para cambiar tu vida , tu empresa y tus resultados. ¿Cómo llegas tú?

Si estás en el primer grupo: enhorabuena, tienes claro que es un carrera de fondo donde te va a tocar trabajar duro, aprender de tus errores y en la que si perseveras lograrás alcanzar tus objetivos.

Probablemente empieces con muchas ganas y unos objetivos centrados en el tamaño de tu comunidad, pero si lo haces bien poco a poco te iras marcando metas mas ambiciosas y basadas en la interacción, participación y conversación.

Si estás en el grupo de los desesperados: mis condolencias. Tu trayectoria en las redes sociales está condenada al fracaso antes de empezar. Ahórrate el esfuerzo.

Arrancarás con mas ganas que nadie por vender, por conseguir clientes y porque cualquiera te devuelva el favor de ser su “amigo” o de seguirle. En menos de un mes empezaras a desfallecer y pronto abandonarás tu actividad frenética por actualizaciones esporádicas para acabar por abandonar del todo y ni siquiera dar la bienvenida a quien se atreva a seguirte.

Así que piénsalo bien antes de empezar: ¿cómo llegas tú a las redes sociales?

 

Artículos relacionados

Cómo responder a las críticas

la fiebre social: ¿creces o enriqueces?

Twitter y Facebook acabarán con los clientes cautivos