Vivimos en la era del “low cost”, del “háztelo tu mismo“, del “usar y tirar”, del “todo gratis”, de los descuentos de hasta el 70%, de la intoxicación informativa, de la falta de privacidad, de la estandarización, de rebajar costes, del resultado inmediato y cortoplacista….y en definitiva de la competencia feroz por ganar cuota de mercado y sobrevivir como sea hasta que lleguen tiempos mejores. El problema es que se nos acaba el oxígeno y no hay para todos.

¿Pesimismo?. No , en absoluto. Todo lo contrario

Porque también es la época para cambiar las cosas y hacerlas radicalmente distintas.

Cuando tu mercado se achata, y toda tu competencia se iguala “por abajo” (reduciendo servicios, haciéndolos para todo iguales, bajando la calidad de sus productos, etc) con el fin de “hacerse un hueco en el mercado”….el hueco que queda libre es el de arriba.

El de ser líder en personalización, en calidad de servicio, en atención personal in situ, en generación de resultadosy cobrar por ello.

En cualquier mercado, pero especialmente en los maduros, hay sitio para la diferenciación.

Porque siempre hay sitio para poner el foco en tus clientes, y hacerles la vida más fácil, solucionarles necesidades no detectadas y nuevas, aportar un valor diferencial único, y conseguir que tu oferta no pueda ser comparable con otras por ser radicalmente distinta.

 

Sigue el ejemplo de Red Bull (nació hace 25 años creando un segmento – bebidas energéticas -que no existía). Red Bull no vende latas…vende sueños. Son tan radicales que en su web no hablan de su producto, sino de sus logros y de como cada día sus deportistas rompen los límites de lo establecido. Otra curiosidad: fíjate en la imagen del primer anuncio de Red Bull, el diseño de su latano ha cambiado en estos 25 años, y si ahora parece actual, ¿qué parecería en 1987?

O el ejemplo de Cascajares, que ha reinventado la comida envasada (su lema es “Cascajares cocina por ti) ofreciendo un producto gastronómico terminado, de alta calidad, que se ha servido incluso en la boda de los Príncipes de Asturias.

O el de Onyx Solar, que nació en Ávila hace 4 años, en plena crisis del ladrillo, para ofrecer materiales fotovoltaicos integrados en la construcción y que en este tiempo se ha convertido en líder mundial en su sector. De hecho recientemente ha instalado el primer suelo solar del mundo en Estados Unidos.

O el de Agitar y Servir Frío, un innovador establecimiento de eventos y coctelería premium,  que abrió sus puertas en Valladolid en diciembre de 2012 y que sólo un año más tarde se ha hecho cargo de la zona de coctelería de la Estación Gourmet, otro espacio innovador sobre gastronomía colaborativa que acaba de abrir en la ciudad.

O el de Calzados Sandó, que hace dos años lanzó una apuesta diferente en el comercio de Valladolid apostando por un producto de máxima calidad y un servicio exquisito con el que pretenden conquistar, y lo hacen, a sus clientas.

Ejemplos para todos los gustos y sectores, de todos los tamaños y ámbitos, para clientes particulares o empresariales…y todos con una característica común: se  atrevieron a romper las reglas y ser radicalmente distintos.

¿Te atreves tú?